Saltar al contenido
900 833 020Contacto Online
Visítanos en Facebook Visítanos en LinkedIn Visítanos en Twitter Visítanos en Instagram
Durán y Durán Gestoría
agosto 3, 2020

Cuando un trabajador no quiere reincorporarse después de un ERTE…

Se filtró hace unos días un video de Kike Sarasola, el dueño, de Room Mate Hotels, en el cual aparecía con un mal humor más que considerable. En este sentido, el mal humor se debía a que estaba bastante disgustado con unos cuantos trabajadores de sus hoteles ya que, hacía unas horas, se les había comunicado desde el departamento de Recursos Humanos que debían reincorporarse a sus puestos de trabajo con normalidad. Una vez realizado el comunicado desde RRHH, la respuesta de algunos de estos trabajadores había sido que no podían porque estaban “en la playa”.

Este es el video: Ver ahora

En relación a este enlace y, sobretodo, al mensaje de Kike Sarasola, es importante destacar varias cosas, las cuales pasaremos a desarrollar seguidamente.

La primera, es que Kike Sarasola indica que el grupo ha facturado cero euros durante la pandemia. Pese a ello, Room Mate Hotels decide complementar las prestaciones por ERTE de los trabajadores, hasta equiparar el líquido percibido con una nómina normal, para que dichos trabajadores no pierdan poder adquisitivo.

La segunda, es que el enfado viene dado debido a que, pese a complementar la prestación por ERTE para equiparar el líquido percibido, hay unos cuantos trabajadores que están poniendo “escusas” para reincorporarse porque “les viene mal”.

La tercera es que, según Sarasola, “le fastidiaría que por unos cuantos, pagasen muchos” y que su indignación es enorme.

Pues bien, vayamos por partes.

En primer lugar, muchas empresas están complementando salarialmente la prestación por desempleo. Esto es así, debido a que la prestación por ERTE supone un 70% de la base reguladora y, como decíamos, muchas empresas deciden pactar con sus empleados complementar una parte o complementar hasta el 100% de la base reguladora de cada trabajador.

En materia de fiscalidad y de retenciones, los trabajadores que reciban dicho complemento, deberán computarlo en su IRPF como “rendimientos del trabajo” y la empresa, por supuesto, deberá aplicar la retención correspondiente.

A nivel de cotización, este complemento (sea el que sea) no cotiza, porque se considera una indemnización por suspensión de contrato y no tiene naturaleza salarial.

Por lo que podemos indicar que es una medida muy generosa por parte de Room Mate Hotels y por parte de aquellos empresarios que deciden completar lo percibido por sus trabajadores en ERTE, máxime, teniendo en cuenta que en muchos casos la empresa no ha facturado nada, o casi nada.

En segundo lugar, es importante indicar que los trabajadores que rechacen reincorporarse después de un ERTE, podrían ser despedidos. Esto lo establecen, entre otras, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid, la cual indica que la actuación del trabajador puede considerarse una falta muy grave y, por lo tanto, podría aplicarse un despido disciplinario (puedes consultar aquí la sentencia: ver sentencia). En este sentido, La empresa debe notificar al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y al trabajador su reincorporación, dejando el trabajador de cobrar la prestación y recuperando el cobro de su salario.

Por lo tanto, rechazar la reincorporación, sin una causa justificada, podría ser constitutiva de falta muy grave y, por lo tanto, objeto de un despido disciplinario.

En tercer lugar, el “enfado” de Sarasola es entendible, pero lo que no se puede indicar que “por unos cuantos paguen muchos”. Solo se pueden tomar medidas con aquellos trabajadores que no hayan querido reincorporarse del ERTE a sus puestos de trabajo sin un motivo justificado.

Desde Duran y Duran Abogados, entendemos el enfado de Kike Sarasola como empresario, frente a algunos trabajadores supuestamente desleales (máxime cuando Room Mate Hotels hace el esfuerzo de complementar lo percibido para que todo el mundo cobre el 100% de su base reguladora).