Saltar al contenido
900 833 020Contacto Online
Visítanos en Facebook Visítanos en LinkedIn Visítanos en Twitter Visítanos en Instagram
Durán y Durán Gestoría
octubre 1, 2020

Los próximos meses van a ser clave

A mediados del mes pasado se advertía desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) que lo que nos espera es una sobredosis de incertidumbre. Esta incertidumbre está aliñada con los rebrotes que estamos empezando a sufrir en distintas comunidades, fruto de la relajación de los que deberían ser consumidores en establecimientos de hostelería.

Pese a que desde el sector se ponen al alcance de los clientes todas las medidas higiénicas posibles, son los propios clientes los que ponen en riesgo, con su propio consumo, el funcionamiento de los establecimientos.

Pese a que existe un grupo de trabajo “para la Reactivación Económica” que nace en el Congreso de los Diputados que intenta adoptar y fijar medidas urgentes y drásticas, hay un absoluto vacío de ideas y, sobretodo, un vacío de conocimiento hacia conceptos básicos de la viabilidad del sector hostelero.

Es importante formar al personal en cuanto a los protocolos de actuación frente al Coronavirus y, por supuesto, es fundamental que los clientes reciban una formación e información mínima en cuanto a los riesgos de contagio que puedan darse en cualquier establecimiento.

Por otro lado, es importante proteger a las empresas ya que estamos frente a una crisis que se va a convertir en estructural y no en coyuntural, por lo menos hasta que no exista una vacuna y podamos tener un turismo seguro, libre de Covid19.

En relación a la viabilidad de las empresas, es fundamental que se adopten medidas de desgravación del gasto de los clientes para que se pueda dinamizar el turismo. Además, es importante que se tenga en cuenta, por parte de la Administración, que muchos establecimientos hoteleros tienen todavía pendientes facturas por cobrar por parte de los turoperadores. Por lo tanto, nos situamos frente a unas tensiones enormes en la tesorería de las empresas, que obliga a renegociar los pagos con los bancos (cosa muy compleja en algunos casos).

Por otro lado, la reducción en las capacidades de aforo, como medida planteada, no es posible, ya que eso llevaría directamente a la quiebra a todo un sector.

Con todo esto, le indicamos desde Duran y Duran Abogados que es fundamental que prepare diferentes escenarios económicos a tres o cuatro meses vista y que, por supuesto, si cree que va a tener problemas de tesorería que producirán problemas en los pagos a proveedores, contacte con nosotros para que le podamos ayudar a plantear este ejercicio económico.

Estaremos encantados de ser sus asesores de cabecera.